Si deseas hacerme algún comentario, propuesta, sugerencia, o simplemente quieres cruzar unas palabras conmigo, no dudes en escribirme a elfinaldetodoslosinviernos@live.com

Redes Sociales

lunes, 10 de noviembre de 2014

El sueño inefable - El terror de los 80

Una de las características que quería imprimir en esta historia era conseguir una ambientación y un ritmo parecido a aquellas películas de terror de los 80. No puedo negar que he mamado de aquel cine fantástico, y mucho, por lo que he visto el momento adecuado para rendir un modesto homenaje a todas aquellas espeluznantes película que, con muchos menos medios y presupuesto de los que disfrutaban otras cintas, conseguían crear historias realmente originales, inspiradoras y llenas de una magia que el cine ha perdido.
No ha sido mi intención destacar conceptos o situaciones ya vistas en aquellas películas, pero mientras escribía la novela intentaba visualizarla como si fuese a llegar a la gran pantalla en 1987, por ejemplo, cuando se podría haber disfrutado en una reconfortante sesión doble en el cine del barrio.
Os invito de nuevo a leerla, participando de la preventa en la campaña de crowdfunding en Verkami:



jueves, 6 de noviembre de 2014

El sueño inefable - Los cameos: Regresión

Siempre me ha gustado meter en mis novelas a personas reales, aunque pocas veces les pongo su nombre real. Cuatro son los cameos en "El sueño inefable", aunque, para guardar las sorpresas, hablaré de aquellos quienes ya lo saben y que, muy amablemente y respetando la legalidad, me dieron permiso para ello. 
Hablo de la banda barcelonesa de Heavy Rock Regresión.
Hace un tiempo ya os hablé de ellos en este blog, pues a parte de grandes músico, son amigos míos, con quienes he compartido más de una noche de juerga en nuestra alocada juventud. Así que a modo de modesto homenaje, en la novela no me privé de rememorar una de tantas noches compartidas en Mephisto, la desaparecida sala Rock de Barcelona, convirtiéndolos a ellos en una banda veterana y consolidad.
Si en la entrada anterior os hablaba de la música que se podía respirar en la novela, de justicia es que os deje una muestra de otras de las canciones que me acompañaron en las largas noches de escritura.
Y a ellos, a David, Jose, Pablo, Pedro y Toni, muchas gracias por prestaros a ser novelizados. Salud, éxitos y Rock & Roll.

 Si deseas participar de la campaña de crowdfunding que enmarca la preventa de la novela, haz click en este enlance, donde encontrarás algunas de las recompensas que incluyen un póster con la portada a todo color.






lunes, 3 de noviembre de 2014

El sueño inefable - La música

"El sueño inefable" es una historia de fantasmas, de sueños oscuros y verdades ocultas, con un telón de fondo que es la música.
Siempre que escribo escucho música, pues no puedo concentrarme si no lo hago. Pero en esta ocasión, esa necesidad me la llevé a la historia en sí. Puede que el hecho de que la trama se desarrolle alrededor de un músico haga pensar que ahí reside la musicalidad de la obra; pero no, no voy por ahí.
Conceví "El sueño inefable" como si de una canción se tratase, un tema de esos de diez minutos de duración, en los que las bandas suelen experimentar, saltarse sus propias normas y desarrollar una historia en profundidad. Aquí encontraréis la Intro, los primeros riffs... avanzo en la historia cambiando de melodías, de tempos, haciendo que el bajo destaque por encima de las guitarras, distorsionando cada instrumento hasta llegar a un solo que nos devuelve a la melodía inicial. Luego todo se desencadena, invitanto al oyente/lector a disfrutar de un final a todo volumen que nos deja a expensas del silencio, el que se va apagando entre los surcos de ese vinilo imaginario, ese vacío que nunca hemos podido evitar escuchar.
Han sido muchas las canciones que han pasado por los altavoces de mi equipo mientras escribía esta novela, pero os dejo con la canción que, quizá, haya influído de alguna manera en la historia.



sábado, 1 de noviembre de 2014

El sueño inefable - La portada

Ya que lo primero que vais a ver de "El sueño inefable" es la portada, hablaré de ella.
Normalmente, mientras estoy inmerso en el proceso de escritura, la portada empieza a tomar forma en mi cabeza. Esta vez, el conglomerado de ideas e imágenes que pululaban por mi mente tenían algo en común, y era que la estética debía imitar aquellas míticas portadas de los discos de Heavy Metal de los ochenta, pues todo lo que rodea al libro tiene que ver con aquella música. Os hablo de portadas como las de Iron Maiden, Savatage o King Diamond (entre muchos otros), donde en una ilustración se nos contaba una historia. 
Así pues necesitaba encontrar a alguien capaz de llevar a buen puerto aquella idea.
Busqué en blogs y páginas web de varios ilustradores, pero no llegaba a encontrar el estilo que necesitaba... hasta que descubrí, chafardeando las novedades de mis amigos de Dissident Tales Editorial en Facebook, a Elías Santos.
Este fantástico ilustrador se encarga de la parte gráfica de una futura publicación de Dissident, donde demuestra el dominio que tiene del color y la técnica del pincel. Vi aquel dibujo promocional y me dije: "Este dibujo parece una portada de King Diamond". Y fue ahí cuando, en mi reflexión, supe que había encontrado a la persona adecuada para ilustrar mi novela.
Tratar con él fue sencillo pues, con un simple boceto a lápiz de mi idea, supo extraer la esencia de la escena que quería representar.
Su capacidad creativa le llevó a confeccionar un dibujo al cual no tuve que poner ningún pero, aportando grandes ideas que han convertido esta portada en una pieza clave de la novela.
Así pues, a todos quienes busquen a un ilustrador con garantías, profesional y cumplidor, os recomiendo que contactéis con Elías.
Y a él, solo repetirle por enésima vez: "Gracias, compañero".


Cartel promocional con la ilustración completa de la portada y contraportada de "El sueño inefable".