Si deseas hacerme algún comentario, propuesta, sugerencia, o simplemente quieres cruzar unas palabras conmigo, no dudes en escribirme a elfinaldetodoslosinviernos@live.com

Redes Sociales

viernes, 28 de diciembre de 2012

Podcast de la entrevista en "La Universal Radio"

Después de una charla de lo más distendida y agradable (de una hora de duración), presentando "El final de todos los inviernos", os dejo la dirección de Ivoox donde podéis escuchar o descargar el podcast de la entrevista. Ha sido un placer conocer a Sol Tame y a Paloma, los locutores, y reencontrarme, aunque fuese vía Skype, con mi apreciada Miren. Un lujo todo ello, para mi.



jueves, 27 de diciembre de 2012

Pausa

El olor del mar trae esta noche calurosa un sonido reconfortante. A lo lejos arden las hogueras, pero este es un momento hecho para disfrutarlo. El sonido, como decía, se mezcla con el eco del pasado, con las voces de mis antepasados, quienes esperan a la mesa que me reúna con ellos.
Cantan y vitorean sobre las viejas heridas, sobre la vida y la muerte que tanto conocen, riendo y bebiendo a la salud de los que vamos a caer.
La noche oculta sus estrellas a mis ojos, pero no a su hija, resplandeciente en su trono de terciopelo.
Cantaría, tocaría mi lira, incluso acudiría a celebrar con los demás que estamos vivos, todavía, pero mi ánimo sereno prefiere permanecer sentado en las almenas de esta muralla infranqueable.
Se alza poderosa, desafiando al mar y los hostiles vientos del Oeste, que con sus gritos y aceros trajeron la desdicha que el oráculo anunció. Una suerte inevitable que no todos supieron afrontar.
Cuando el enemigo llegó, mucha sangre ya se había derramado, muchos niños ya había llorado, muchas esperanzas yacían olvidadas.
Pero los demás seguimos aquí, mil años después, soportando las inclemencias de la vida, de la guerra y el hambre, de la avaricia y la tortura. Sobrevivimos todavía a la falta de fe, a los traidores y embaucadores, a los trovadores que cantan las riquezas y olvidan su corazón tras cada nota.
Esta noche de calma traicionera, atisbando el horizonte desde la eterna muralla de mi hogar, rezo a los vientos, al mar y a la tierra, agradecido por lo que tengo, por lo que soy, por lo que amo… y por lo que añoro.


Entrevista en "La Universal Radio"

Mañana, 28 de Diciembre, y no es broma, a las 21.00h en la radio online "La Universal Radio", me entrevistarán dentro del programa "Soltame al aire". Hablaremos de "El final de todos los inviernos" y de todo lo que se tercie. 
Desde aquí os invito a pasar un buen rato en compañía de un servidor y el fabuloso equipo del programa.



domingo, 23 de diciembre de 2012

Mis lecturas de 2012

Superado el 21 de diciembre sin que el cielo se nos desplome sobre las cabezas, por Tutatis y por Belenos, voy a enumerar, no por orden de preferencia, sino el que dicte mi memoria, todos los libros que han pasado por mis manos este año que ya está dando sus últimos coletazos. Allá voy:

01. "Vida más allá de la vida", de Raymond Moody .
02. "Atrapada en 1800", de Marisa Sama.
03. "El enigma del maletín púrpura", de Martin J. Shneider.
04. "El espejo", de Montserrat Romero.
05. "Un guerrero entre halcones", de Rafael Guerrero.
06. "Apocalipsis Z", de Manuel Loureiro.
07. "La prinsesa prometida", de William Goldman.
08. "Hola, soy tu libro", de Mercedes Jiménez.
09. "Parque Jurásico", de Michael Crichton.
10. "El nombre del viento", de Patrick Rothfuss.
11. "El temor de un hombre sabio", de Patrick Rothfuss.
12. "Caballo de Troya I", de Juan José Benítez.
13. "Pórtico", de Frederick Pohl, que estoy leyendo actualmente.


Como podéis ver, no han faltado aventuras en mi vida este año.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Por donde otros caminaron



Hay alegrías que se dejan llevar por el viento, momentos que generan sonrisas que se rompen sin explicación. Hay días que las nubes están sobre nosotros y ninguna brisa alivia el dolor que causa la lluvia.
Descubrí una vez un camino sin iluminar. Muchos lo habían recorrido, pero nadie fue consciente de las maravillas que ocultaba entre sus sombras.
Una vez allí, subido en uno de los árboles que custodian su trazo, observé cómo las estrellas se alineaban en busca de quien supiera comprender la sonrisa que recompensaba al caminante. Pero nadie había allí para descubrir su calor.
Rasgué las cuerdas de mi guitarra, entonando una lenta melodía, despertando a las musas, buscando allí la inspiración. El viento comenzó a cantar, animando a plantas y rocas a seguir su compás. Las estrellas miraron con curiosidad aquella estampa, y no pudieron evitar bailar.
Bajé del árbol que con serenidad me saludó, animándome a seguir con mi canción. Me dijo que al final del camino alguien necesitaba escuchar mi voz, pues allí el viento no es la bondad que yo conozco, allí ruge con furia y dolor.
Caminé en silencio, pues las nubes pronto me quisieron acompañar. Sólo las estrellas me indicaban donde podía pisar, pues a cada paso que daba, desaparecía mi huella anterior. Podría perderme, pensé, pero siempre he sido un corazón indomable y no hay noche que logre apagar mis ojos.
La voluntad de alcanzar el final del camino triunfó, y las nubes se elevaron. No pude ver las estrellas entonces, pero sentada en el suelo, vi a la persona por quien todos recorrieron aquel sendero.
Sus lágrimas empapaban la tierra y la piedra, y su mirada se hundía triste y apagada, recordándome el vacío que dejan las sonrisas cuando desaparecen, las alegrías efímeras que arden cerca de la ventana.
Quise hablarle, preguntarle, pero hace tiempo que olvidé cómo hacerlo. Busqué entre mis virtudes sin hallar un gesto adecuado, así que me senté en la misma tierra que empapaba sus lágrimas y me puse a cantar.
No busqué consolarle, ni tan siquiera que sonriera, simplemente al ver su mirada, comprendí que el fuego continuaba ardiendo en su corazón. Así que canté, canté y canté, hasta que por fin la mañana, entre nubes dispersas, nos saludó.
Hay caminos a oscuras y corazones apagados, hay alegrías que se las lleva el viento y sonrisas que sucumben al dolor… pero siempre que uno escuche, siempre que uno sueñe, al final verá salir el sol.

Entrevista en "El Faro del Fin del Mundo"

Mañana, domingo 23, Alberto Cerezuela, colaborador de Milenio 3 y Cuarto Milenio, director y presentador del programa de radio "El faro del fin del mundo", me realizará una entrevista para su programa, del que os dejo el temario, el horario de emisión y la lista de emisoras donde podréis escucharlo.


Temario del programa:

- Miguel Martín @alhadra y Jesús Muñoz @jemufer nos recomiendan qué libros regalar esta Navidad.
- Enrique Echazarra @enriquechazarra nos habla de la brujería en España.
- David Arrabal @ArletteAna nos acerca al mundo de los ángeles a través de su novela "El final de todos los inviernos".
- Hechiceras y curanderas en Almería con Manuel Caparrós.

Radio Tentación (Madrid) (domingo 23 a las 01 h), Sierra Oeste Radio (Madrid) (martes 25  a las 20 horas); Musicalia Radio (Almería, Valle del Almanzora) (miércoles 26 a las 21 horas) y Radio Sintonía (Almería) (jueves 27 a las 22.00 horas); y Cadena Azul (Lorca) y Astral FM (Murcia). Redifusiones en Radio Mística (Internacional).

jueves, 20 de diciembre de 2012

La Universal Radio con el concurso navideño

Desde el periódico de La Universal Radio se hacen eco del concurso navideño que hemos organizado algunos autores. Pasáos por su web, que han puesto los enlaces necesarios para participar.




La mirada dormida de Eurídice



Sus manos dibujaron el contorno de sus delicados labios, remanso de lágrimas en las noches de invierno. No había visto jamás belleza tan radiante en aquel páramo desolado, regado por la desdicha que nutre el Aqueronte.
No comprendió cómo se podía tallar en la roca muerta semejante belleza. La perfección de su contorno, la intensidad de aquella mirada gris, las finas hebras de largo cabello que no se atrevía a tocar ante la fragilidad con que lloraban.
En aquella del Infierno, la dicha fue olvidada hasta aquel mismo momento, y eso le llenó de temor, pues pensar que le podía ser arrebatada la divina presencia de aquella piedra, castigó con fuerza su negro corazón.
Se sentó sobre el polvo esperando que la dicha le fuese arrancada de la mirada. Nada es eterno en el Abismo salvo el dolor y la melancolía. Contempló fijamente aquella escultura de enigmática presencia, memorizando, grabando a fuego en su deteriorada esencia la luz que se escondía tras la roca.
Por un segundo miró a los pies de su amada de piedra, y contempló el destello metálico de una lira que guardaba una historia tras el silencio sus cuerdas. Abandonada allí, sin nadie que acariciase sus delicadas melodías, le habló en un susurro que resonó imparable en sus venas ponzoñosas.
Había calor en aquellas palabras, y así, reconfortando su esencia demoníaca, conoció la historia olvidada de la hermosa estatua: vio los campos de amapolas bañados por el sol, conoció el gozo de dos almas; luego vio la muerte en vida, la vida atrapada en la desesperanza, la lucha por descender al fuego del Hades y la canción que descongeló el Eterno Dolor.
¿Pero porqué cuando la salvación estuvo cerca, su piel se tornó piedra? ¿Qué sucedió en su mirada para que el verde de la vida cambiase al gris del olvido?
Sentado frente a ella, con sus ojos negros desbordados de dolor, dejó que el eco fantasmal de la última nota tocada en aquella lira se llevase para siempre su negro corazón.


lunes, 17 de diciembre de 2012

Los primeros 5 capítulos en Wattpad

Ya podéis leer los cinco primeros capítulos de "El final de todos los inviernos" en la web Wattpad. Espero vuestras opiniones.


En el espejo



Observo insistente en las entrañas de este espejo que, con fantasmal aliento, me devuelve la imagen del hambre insaciable de unos ojos inquisidores, crueles, que desvarían entre incesantes pensamientos donde las lágrimas son aplastadas por la noche.
Entre mis manos descansa el puñal y el sueño eterno, un dibujo grabado en la piel blanca y radiante de la nieve, de una mirada pura cuya esencia retengo en mi sonrisa.
Busco la guía que me conduzca al descanso que merece mi mirada, hastiada ya de la luz, de la mediocridad, del ruido y la misericordia de los poderosos. En este espejo que esconde una nana robada a la madre de todos los males, mi reflejo es diferente cada noche, cada segundo que permanezco inmóvil frente a él. Yo soy el filo de la guadaña.
Ella vino a mí segura de mi silencio, como una llama ingenua frente a un mar que espera en calma el momento de la tormenta. Su seguridad provocó el malestar de los dioses, y mi puñal aplacó su ira, acallando su belleza detrás de un silencio rojo, espeso.
Mis enemigos escucharon rumores y miraron sus espejos, pero mi visita quebró sus esperanzas, lanzándolas hechas añicos al abismo de la desesperación. Nadie puede salvar ya a la Inocencia, pues conozco el secreto de los mediocres: Ninguno de ellos mira más allá de la plata; sólo ven el reflejo.
Así pues, espejo mío, guarda en tu memoria esta noche estrellada de vientos fríos que transportan el olor a sangre, pues es en horas como esta es cuando los lobos que guardan mi ataúd duermen tranquilos.